jueves, 12 de junio de 2008

Selectividad

Estos días cada año andamos a vuelta con la selectividad, y todas las cifras e implicaciones que conlleva.

Por mi parte, ya han pasado diecisiete años de aquellos exámenes, que en esos tiempos tenían un plus de presión y de competitividad, por la mezcla de numerus clausus y una pirámide demográfica bastante gruesa en el rango de edad preuniversitaria de principios de las noventa.

Hoy día vivimos una situación poco halagüeña cuantitativamente para la universidad, ya que hay menos gente en el rango de edad con la que se accede a tales estudios, y cierta presión del mercado de trabajo que, ante un déficit de profesionales, apuesta cada vez más por titulados procedentes de formación profesional, a los que se forma dentro de las compañías para adecuar su perfil a la cultura y funciones necesarias.

Espero no volver este año a tener un sueño recurrente. Cada dos o tres años suelo soñar por esta época que me pongo enfermo y no puedo ir a la selectividad, y lo paso fatal.

Reminiscencias, quizá, de un pasado de gran presión y posiblemente también de un amigo mío que apareció en la Plaza del Ayuntamiento con una brecha en la cabeza que se hizo la mañana del primer día de selectividad al levantarse de la cama.

¿Habéis soñado alguna vez algo parecido?

14 comentarios:

El hidalgo caballero dijo...

La mayoría de los que hemos pasado la selectividad hemos vivido situaciones parecidas. Haces una puntualización interesante y acertada al decir que "cuantitativamente" la situación para la Universidad es poco halagueña en cuanto al número de nuevos alumnos.

La Universidad de Cantabria aunque ha visto descender el número de nuevos alumnos cada año, éste en proporción al número de jóvenes se ha mantenido bastante bien.

Y menor número de alumnos lleva a aquellas titulaciones antes en cierto modo "masificadas" a poder ofrecer una mayor calidad y atención en el aula. Aunque a otras titulaciones la escasez de matriculados les sitúe ante nuevos desafíos de sostenibilidad.

LARUCA dijo...

La verdad es que no sueño con la selectividad jejeje....pero sé que pasé muchos nervios y no dormí mucho esos días.( y de eso hace ya 7 años)

Un saludo

Toño dijo...

Yo no tuve sueños de ese tipo, aunque sí muchos nervios por la situación. Tienes razón en señalar que ahora se contrata más a alumnos que cursen módulos, lo que antiguamente se denominaba FP.

Hace ya 10 años que hice selectividad, caramba cómo pasa el tiempo.

fermin dijo...

Uno no puede por menos que sentir una especie de envidia sana, de los nervios pasados por quien escribe el articulo y por quienes lo comentan. Algunos solo hemos vivido eso, desde la observación de los hijos, hijas en mi caso, en ese trance.
Los módulos actuales,¿creéis que capacitan para desempeñar un trabajo? Yo tengo mis dudas.

Senior Manager dijo...

Yo opino que es como el miedo al "coco". Todos magnifican algo que sencillamente no debería ser tan importante. La selectividad me parece un exámen más de la vida. Creo que es más importante y preocupante pensar en tener hijos, en la vocación de carrera o la elección de la pareja, eso si que deberái quitar el sueño. pero en los jóvenes es al revés.

Marla dijo...

Yo aún tengo pesadillas relacionadas con los exámenes...Muchas veces sueño que me queda un último exámen para terminar la carrera y por más que lo intento no puedo estudiar...Eso sí, cuando me despierto siento un alivio...Lo curioso es que ya hace casi 8 años que terminé y aún sueño con los exámenes!! Creo que de tanto estudiar al final quedé un poco "tocada" jeje...
Un saludo!

Fito dijo...

Fermín, módulos? De entre mis amigos, los primeros que consiguieron un trabajo fueron los que habían estudiado un módulo.

Teniendo en cuenta cómo están las salidas para los universitarios y contando con que saliendo de un módulo hay plazas reservadas de acceso a la universidad, me parece que "gastar" dos años en un buen módulo es una inversión.

Una vez acabado, te puedes plantear empezar una carrera. Si uno abandona la carrera habiendo entrado desde el instituto se queda "en bragas". Si viene de un módulo ya tiene algo con lo que buscar un trabajo.

JP dijo...

Bueno saber que es un recuerdo que marca y que hay algunos de vosotros con sueños similares (ahora me siento menos raro). En lo que todos estamos más o menos de acuerdo es que el tiempo pasa...


Saludos,
JP

Historias de JP

Joan dijo...

Pesadillas, sueños...ninguno. pero si recuerdo que fueron tres días dónde dormir, lo que se dice dormir, no mucho. Nervios ante un exámen, que en su momento, consideras un punto de inflexión único en la vida. El tiempo te permite analizarlo desde una perspectiva diferente, y darte cuenta de la simplicidad y buenos momentos de esos años. En mi caso particular, la selectividad me trae buenos recuerdos. Recuerdos del inicio de la mejor etapa de mi vida.


Un saludo!

Joan dijo...

Felicidades por el Blog

Jubla dijo...

Yo no he experimentado esas sensaciones porque no estudie ninguna carrera y lo que si sentí fue una gran emoción cuando de los cuatro hijos que tengo , tres hijos (uno de ellos solo tiene ocho años) y una hija , esta ultima paso la selectividad. Cuando me dijo que la había pasado y que iba a hacer ciencias ecomicas se me cayeron de inmediato unos lagrimones que no veáis, fue realmente mucha emoción porque yo sabia que ella iba a terminar la carrera como de hecho ocurrió. También os digo que nadie de mi familia tiene carrera universitaria excepto la niña como la llamo yo, tal vez eso me produjo esa emoción tan grande, la mas pequeña de todos hizo la carrera , después un master etc, actualmente esta trabajando en lo suyo cosa difícil después de hacer otros trabajos no relacionados pero en fin, después de este royo, os deseo que durmáis bien.

Saludos

Cris dijo...

uy, uy, selectividad! qué mayorcilla que soy!!,je, saludetes

E.S.D.V dijo...

mañana tengo mi exámen final de inglés para pasar a cuarto, no se como será la selectividad porque no la hice, pero llevo una semana soñando que me dan el papel con las preguntas y soy incapaz de recordar lo que he estudiado, que no puedo contestar nada porque mi mente lo ha borrado....
cachis que nervios

Campurriana dijo...

Yo ahora sueño con esa jornada laboral de 65 horas...
JP, lo propongo como tema de la siguiente entrada...
:)