lunes, 14 de julio de 2008

Mi visión de andar por casa de la crisis económica para 2009

Ya que nuestras instituciones públicas muestran una flagrante falta de anticipación ante la crisis económica, no ya sólo en la comunicación (batalla léxica sobre desaceleración, crisis, recesión, etc.) como en cuanto a adoptar medidas de choque, creo que nos tenemos que poner las pilas a nivel doméstico. Este post contiene algunas de mis reflexiones.

Creo que es muy importante analizar que los tipos de interés siguen creciendo y que el banco central europeo no está logrando con esa medida bajar la inflación. Siempre podrán decir que manteniendo los tipos se dispararía más el aumento de precios, pero eso es sólo una hipótesis. Si nos remitimos a los hechos, está fracasando con esta medida.

A nivel empresarial, las empresas van a encontrarse con un IPC disparado y, a la vez, con altos tipos de interés que aumentarán sus costes financieros. Esto sumado a la desconfianza a la hora de prestar dinero, va a hacer que las empresas prácticamente no tengan ningún colchón si les vienen mal dadas.

Además, empresas en crisis, no van a aceptar fácilmente que sus compañías proveedoras les suban los precios el IPC en 2009, por lo cual se frenará aún más su crecimiento y tendrán que reducir costes, entre ellos los de personal, necesariamente.

A nivel salarial, la mayoría de los convenios marcan subidas de sueldo vinculadas al IPC, que impedirán esa reducción de costes, por lo que muchas empresas van a plantearse importantes despidos, que imagino se empezarán a producir en el último trimestre de 2008, cuando vaya encendiéndose las alarmas al ver los resultados de este ejercicio y los presupuestos de 2009.

Y, a nivel doméstico y para colmo, los que mantengan el trabajo, verán como el euribor sigue creciendo a la vez que la inflación descontrolada impacta de lleno la economía familiar. La merma en el poder adquisitivo va a aumentar más rápidamente, y el consumo se frenará, cerrando el círculo vicioso, que acabará de ahogar a las empresas.

¿Qué se puede hacer ante este negro panorama?

Pues creo que es hora de que los políticos escuchen a los expertos y actúen. Cuanto antes nos anticipemos, tanto a nivel doméstico como colectivo, más suaves serán las consecuencias.

¿Cuál es vuestra visión? ¿Qué podemos hacer a nivel doméstico?

8 comentarios:

Iñigo dijo...

Hablando con unos cuantos comerciales, me comentan que el departamento de compras de mi empresa esta pidiendo a los proveedores una bajada de un 1% en los precios de los servicios profesionales respecto al año anterior.

Entre eso, y que se paga a 180 días, me parece que este año y el que viene vamos a tener que contratar con mucho, mucho miedito.

Senior Manager dijo...

La única opción que tenemos es reducir el gasto, el consumo y la inversión, para prepararnos para lo que se avecina. Yo particularmente he cancelado mis vacaciones y este verano me quedaré en Barcelona y me dedicaré a estar en casa, leer libros y posiblemente a una que otra playa local, con lo que me he ahorrado unos 1.500 euros de un sólo golpe. También he reducido el consumo de ciertos productos y cosas innecesarias relacionadas casi todas al ocio. Por otro lado estoy reduciendo gastos fijos como luz, agua y teléfono, fijándome muy bien a la hora de usarlos...En resumen me estoy preparando por si las cosas se ponen peor. hemos de aceptar que los años de excesos se acabaron para los españoles.

Fito dijo...

Se han planteado las empresas reducir los beneficios? Porque yo sigo viendo informes de resultados de bancos y empresas y todas siguen aumentando beneficios (de la misma forma indecente que siempre) y reduciendo personal o congelando salarios. Donde estoy, la empresa dice haber crecido más que nunca, pero los que cobran por bonus no lo han visto por ninguna parte (ni lo verán)

Y luego querrán que papá estado, al que hasta ahora le exigían que se mantuviera al margen, venga a su rescate con dinerito fresco de los contribuyentes para mantener la gráfica hacia arriba.

Si es cierto que el que cae de más arriba se hace más daño, por mi estupendo. Lo mismo así aprendemos.

liberalia dijo...

Los convenios laborales firmados en Abril en Cantabria marcaron de media una actualización salarial del 2,7% aproximadamente.

Así que con la actual evolución de los precios, la perdida de poder adquisitivo, que ya se viene produciendo desde hace 4 años, se va ha incrementar notoriamente.

macroymicroblogger dijo...

Pues a nivel doméstico hay que recortar por donde se pueda. Igual es el momento de que los trabajadores nos planteemos ir al tajo en transporte público o compartiendo coche. Es el momento de ahorrar, no de consumir. El que tenga algo en el banco, que exija rentabilidad baja amenaza de cambiarse de entidad. Y, por lo demás, cada uno sabrá los gastos superfluos que se puede quitar:es buena costumbre apuntarse en qué se nos va el dinero cada mes y hacer una buena purga.En cuanto a los bienes básicos, nada como una lista de la compra bien pensada para evitar el consumo impulsivo.

JP dijo...

El medio ambiente agradecerá que miremos más por la luz y por el agua bajo el fantasma de la crisis.

En cuanto a las revisiones salariales, hay vigentes muchos convenios tri y cuatrianuales con revisiones del IPC + x%, con x entre cero y uno normalmente. Cuestión difícil.

Saludos,

JP

Siempre Ino dijo...

yo solo puedo hablar a nivel doméstico, y lo único que se puede hacer es lo que ya los que vivimos con un sueldo bajito hacemos, salir poco, mucha peli de la mula, y marcas blancas del super

Saludos

JP dijo...

Yo soy de los que pienso que las medidas domésticas son fundamentales para apoyar medidas globales. Muchos pocos suman más que pocos muchos.

Saludos,

JP