jueves, 2 de octubre de 2008

Seis consejos para delegar mejor

Saber delegar es una de las habilidades más importantes de un líder.

No sólo sirve para descargarle de tareas que pueden hacer otros, sino también para facilitar el trabajo en equipo y aumentar la confianza de sus colaboradores. A pesar de que delegar es fácil y productivo, no todos los líderes son capaces de hacerlo con efectividad.

image

Imagen: Buenvivir.org

Cuando delegue, debe concentrarse en los resultados, no en el proceso. Cada persona afronta los problemas de una manera, por lo que debe dejarlas que actúen a su forma y no debe preocuparse por el modo en el que solucionen los problemas que se les planteen.

Cuando vaya a delegar una tarea, trate de cumplir con los siguientes consejos:

  1. Identifique las tareas que quiere delegar. Además de pensar en las tareas que no contribuyen a sus actividades clave, piense también en las funciones que otros pueden hacer mejor que usted.
  2. Tenga en cuenta que un trabajo que a usted no le agrade puede constituir un reto interesante para otra persona. Tal vez a usted le parece muy aburrido comprobar los informes de gastos de todo el equipo; si es así, busque a alguien para quien la tarea pueda ser gratificante.
  3. Identifique a la persona adecuada para cada trabajo. Para ello, tenga en cuenta su tiempo, su personalidad y sus habilidades. Aunque haya miembros de su equipo que no podrían hacer el trabajo de la misma manera que usted, tal vez con una sesión de formación pueda completar sus habilidades.
  4. Sea claro al comunicar sus expectativas. Cuando delegue una responsabilidad en alguien debe decirle claramente qué espera; incluya los requisitos para el éxito, el calendario y el presupuesto, y trabaje con esa persona para asegurarse de que los dos entienden lo mismo sobre todo en cuanto a los objetivos.
  5. Delegue autoridad, no sólo responsabilidad. Si encarga a alguien de una tarea para la que no tiene la autoridad adecuada sólo conseguirá que se sienta inefectivo y frustrado.
  6. Otorgue libertad. Cuando se delega no tiene sentido la microgestión. Dé a la persona el espacio que necesite para realizar la tarea a su manera.

vía: Espacio Deusto.

7 comentarios:

Javier Murillo dijo...

Interesante post.

A mi también el saber delegar me parece una labor no solamente imprescindible para todo buen lider sino también compleja.

A mi personalmente es una de las cosas que más me cuesta y más estoy intentando cambiar.

Un saludo !

santanderin dijo...

Es interesante tu posteo y es verdad que más que saber mandar un jefe debe saber delegar, tener la capacidad de resolver sus tareas confiando en un equipo preparado o prepararle para tal fin...
Aunque lo de mano izquierda, talante y demás, no va implícito con lo de ser jefe, algunos ni se plantean hacer el ejercicio.

Anónimo dijo...

Cuando se delega debe concentrarse en los resultados, no en el proceso.
Cada persona afronta los problemas de una manera y no debe preocuparse por el modo en el que solucionen los problemas que se planteen.
Cada persona...es un mundo...y cada uno....plantea la solucion del problema a su manera

recursos didacticos dijo...

Si no se aprende a delegar llega un momento en que no se puede estar atento a todo y las cosas pierden el control, se comenten errores.

Alejandro Betancourt dijo...

buenos consejos para poder aprender a delegar, que es indispensable para crecer.

Frank Holder dijo...

Si no se aprende a delegar llega un momento en que el estres de querer hacer todo uno mismo te cobra todo el esfuerzo.

turbocompresores dijo...

Sin duda para quienes somos obsesivos con el trabajo es lo que más nos cuesta.