martes, 31 de marzo de 2009

Con el mismo sueldo cobramos 1.000 € de paro frente a 2.300 € de jubilación

Os voy a contar la paradoja de la prestación por desempleo y de la pensión de jubilación.

Erase una vez dos trabajadores. Los dos empleados se esforzaron en su época de estudiante, accedieron al mercado laboral, y con esfuerzo lograron hacerse un hueco en empresas de reconocido prestigio.

Su carrera profesional fue rápida, y pronto tuvieron la recompensa de un salario acorde a su nivel de responsabilidad y aportación a sus respectivas empresas. Con apenas treinta años tenían una remuneración muy por encima de la media, puesto que ocupaban puestos de dirección.

Tenían un salario que topaba las bases de cotización a la Seguridad Social, que se situaba en los 45.000 € brutos anuales, 7.000 € por encima del dicho tope. Efectivamente eran muy afortunados, esos salarios no los tiene todo el mundo, incluso gente con mayor esfuerzo o preparación podían merecerlo tanto como ellos. Pero la realidad les sonrió y con ese salario, percibían unos 2.300 € netos al mes, en 14 pagas, estaban casados, aunque sin hijos y su pareja no trabajaba.

Ya que la vida les sonreía, decidieron acceder a una vivienda en un mercado inmobiliario desorbitadamente caro. Compraron una vivienda de unos 300.000 €, quizá podían haber comprado más barato, en otra zona, o con menos metros, pero al fin y al cabo la vida les sonreía, eran optimistas, y empezaron a pagar una hipoteca de 1.200 € al mes.

Posteriormente los tipos de interés subieron, y subieron, y su hipoteca se fue encareciendo hasta alcanzar 1.700 € al mes.

El primero de nuestros dos trabajares, el mayor de ellos, resistió el temporal, tuvo la suerte de mantener su empleo, y tras 40 años pagando su hipoteca, pago su vivienda y le llegó su merecida jubilación. Ya sin obligaciones económicas, le llegó su pensión. Era una buena pensión, cercana a la máxima, prácticamente unos 2.300 € netos al mes, similar a lo que cobraba de sueldo en la empresa, y junto con su pareja vivieron una jubilación feliz y desahogada.

Pero el segundo de nuestros dos trabajadores, el menor de ellos, con 33 años y quince cotizados, perdió su empleo en 2009. Confiado de tener un país con políticas sociales, fue a solicitar su prestación por desempleo. Cuál fue su sorpresa cuando le comunicaron que apenas superaría los 1.000 € netos al mes. Cabizbajo salió de la oficina de empleo, pasaron los meses y perdió su vivienda por no poder hacer frente a los pagos de la hipoteca.

Moraleja: ¿Cuándo necesitamos más que nos mantengan el poder adquisitivo, en el paro o en la jubilación?

¿Por qué las bases cotización a la Seguridad Social están topadas en 38.000 € y pagamos más en ese concepto cuando la prestación por desempleo equivaldrá al sueldo que cobramos con 17.000 €?

15 comentarios:

Anónimo dijo...

Quizá porque tras la jubilación se supone que no vas tener más ingresos mientras que, cuando te quedas en paro, puedes volver a encontrar otro trabajo?

JP dijo...

Pues en los tiempos en los que estamos lo de encontrar un trabajo puede llevar un tiempo. Creo que mientras lo encuestras la prestación debería ser más acorde con lo que ingresabas y con lo que tributabas.

Durante la jubilación ya tienes descanso seguro y menos necesidades...

Gracias por el comentario.

Saludos,

JP

dondado dijo...

Porque el sistema de pensiones actual no tiene ni pies ni cabeza, nadie ha cotizado tanto dinero al estado durante sus 35 años de trabajo como para seguir ganando casi igual los otros 35 que le quedan prácticamente (la tendencia es que casi todos lleguemos a los 100).
El problema es ponerle el cascabel al gato y decidirse a cortar el grifo pero eso supone una reforma completa del sistema de pensiones, del sistema de retenciones e incluso de educación económica, porque las generaciones actuales no están preparadas/concienciadas de lo que ocurrirá cuando lleguen sus 65 años y con suerte tenga una pensión similar al SMI actual

Pepe dijo...

La cuestión es lo del cascabel, una reforma de esas, no es populista. Lo que pase, les trae al pailo, así está montado el sistema.
Saludos

Sonia dijo...

Sobre lo del cascabel y tal, teniendo en cuenta lo que se comentó hace unos días por un experto en economía, sobre ese famoso 15% de más del que estamos viviendo (en precios, en salarios...), resulta difícil plantearse el escenario de cambio que sería necesario para una adaptación al nuevo sistema que viene. Difícil porque es un cambio brutal, que afecta no sólo a lo económico, sino a la forma misma de pensar de la sociedad que hemos llegado a ser. Y da miedo...

Diego - Regalos Originales dijo...

¿Que se puede decir que no hayan dicho anteriormente?

Lo ideal sería una reforma, pero no veo que se pueda lograr.

Hay demasiadas cosas parecidas a esta, incoherencias les diría yo e incluso no entiendo a la gente que las creó. ¿En que pensaban?

Para avanzar como sociedad hay que cambiar la mentalidad de unos muchos, cosa que no parece fácil, pero creo que tarde o temprano va a haber que hacerlo.

Un saludo JP

patri-cia dijo...

Yo, como soy mucho mas superficial que vosotros y no veo más allá de mi misma, pienso que no hay porqué replantearse las jubilaciones, ni cortar el grifo, ni reformar este tema.
Porque es un logro social que está bien, que es positivo para nuestros mayores y lo será para nosotros.
Coticemos más a la SS, suprimamos ministerios, privaticemos algunas cosas, eliminemos otras....
Se me ocurren mil cosas antes que suprimir el actual sistema de pensiones.

JP dijo...

Yo no creo que haya que suprimir el sistema de pensiones, pero es absurdo que con el mismo sueldo trabajando, se sea un parado mileurista y un pensionista dosmiltrescientoseurista. Puestos a jugar a riesgos, creo que lo balancearía más y renunciaría a algo de pensión por tener un paro más cercano al sueldo...

Saludos,

JP

La Habitación Roja dijo...

Los subsidios por desempleo hasta un límite que consideran "digno" lo justifican con el "coste de oportunidad", ya que si lo elevan piensan que un trabajador no aceptará trabajos por debajo de ese subsidio, lo cual aunque no apruebo que sean así, se que muchos así lo hariamos, mientras que el estado lo que quiere es que mientras estén es paro, tengas para mantenerte, pero que estés plenamente interesado en encontar trabajo, y no es que aceptes cualquier cosa, pero que no tengas las expectativas demasiado elevadas, lo que alargaría tu permanencia cobrando el subsidio.

Esa es la justificación de los que lo mantienen ahí, y como dijeron por arriba, cuando te jubilas no tienes expectativas de poder cobrar de otro sitio, por lo que prestaciones más elevadas de este modo, las justifican.

Un saludo!

dios humanista dijo...

En el tipo de sociedad occidental que hoy en día es España, son los pensionistas y no los parados los que ponen o quitan gobiernos. El día que esto cambie cambiarán también las reglas.

Pisos Barcelona dijo...

El comentario del dios humanista me parece muy lógico!!
Tendrían que ser empresarios, autónomos y trabajadores los que quiten o pongan los gobiernos.

Descargar Ares dijo...

En el tipo de sociedad occidental que hoy en día es España, son los pensionistas y no los parados los que ponen o quitan gobiernos. El día que esto cambie cambiarán también las reglas.

Laura Bozzo dijo...

El comentario del dios humanista me parece muy lógico!!
Tendrían que ser empresarios, autónomos y trabajadores los que quiten o pongan los gobiernos.

ComboFix dijo...

Porque el sistema de pensiones actual no tiene ni pies ni cabeza, nadie ha cotizado tanto dinero al estado durante sus 35 años de trabajo como para seguir ganando casi igual los otros 35 que le quedan prácticamente (la tendencia es que casi todos lleguemos a los 100).

Alan Faena dijo...

muchas gracias por la información. es muy bueno saber estas cosas para poder hacer un balance de nuestro trabajo