jueves, 11 de septiembre de 2008

¿Cómo han cambiado nuestros bosques en 500 años?

Hace ya algún tiempo, Dondado lanzó una iniciativa en su blog, denominada “ponte verde”, donde se podía contribuir escribiendo un post relacionado con la ecología. Tuve la oportunidad de colaborar con un post titulado "Efectos del cambio climático 10 años después de Kioto". Hoy veremos cómo han cambiado nuestros bosques en el último medio milenio.

Creo que una forma de ver cuánto somos de racionales como animales, es ver estas dos imágenes, pararse a pensar y sacar nuestras propias conclusiones. Al fin y al cabo no somos mucho más que un engranaje dentro de nuestros ecosistemas.

La primera imagen muestra la cobertura forestal original correspondiente al post-pleistoceno, con condiciones climáticas similares a las actuales y antes de que la mano del hombre actuara.

Cobertura forestal original (antes de 1500). Fuente: D. Bryant, et al., The Last Frontier Forests: Ecosystems and Economies on the Edge.

Sin ir más lejos, en la imagen anterior se puede entender la leyenda popular, que indica que en aquellos tiempos una ardilla era capaz de cruzar la península Ibérica de norte a sur y de este a oeste sin necesidad de bajarse de los árboles.

En el siguiente mapa se puede observar la nueva cara forestal del mundo, según datos publicados en 2006 por la FAO.

Cobertura forestal actual (2006). Fuente: D. Bryant, et al., The Last Frontier Forests: Ecosystems and Economies on the Edge.

La España verde se ha quedado reducida a una estrechísima franja de no más de 50 km a orillas del Cantábrico y al sur de los Pirineos.

Ahora podemos reflexionar, y actuar racionalmente, si no es mucho pedir, claro.

11 comentarios:

El hidalgo caballero dijo...

Cuando se ve gráficamente, como en estos mapas que has mostrado, uno se queda sorprendido de lo sucedido en Europa y en Asia en torno a China. Es para pensárselo y poner remedio.

fermin dijo...

Venia ha decir lo mismo que hidalgo caballero. De la observación de las fotos, sobre todo me fije en el descenso de los países Mediterráneos y Asia.

Lek dijo...

Impresionante imagen...

Toño dijo...

La comparación entre ambas imágenes es tremenda, como ya han indicado más arriba, y también para pensárselo bien y poner remedio. El ser humano, como otros tantos seres vivos, necesita del oxígeno para vivir, y precisamente él no es un ejemplo de respeto por el medio que lo produce.

Saludos

emule dijo...

Contundente la imagen, como los demás me ha impresionado Europa y Asia, coincido en que debemos hacer algo, a sus ordenes.

Santanderin dijo...

Impresionante imagen toda ella... pero si miras a España te das cuenta que lo de la ardilla de norte a sur sin tocar suelo debía ser verdad.
Lo que no entiendo es que todavía haya alguien que diga que no influye el efecto invernadero, el cambio climático, el C02... que todo es cíclico...

JP dijo...

Hablar de ciclos cuando nuestro ciclo vital no llega a 100 años es para mi echar balones fuera como comentáis. Creo que hemos de mirar a corto plazo y dejarlo lo mejor posible para la generación posible, no esperando a que un ciclo arregle todo este desastre dentro de 5 o 10 generaciones.

Saludos,

JP

Lek dijo...

Santanderin, entre otros motivos para no ser crédulos de Gore está que a más CO2, más vegetación (Las plantas absorben ese C02).

Otro motivo es que en el informe del IPCC los bosques producen más calor que los desiertos debido a que retienen más luz.

Así pues, no juntemos cosas por favor ;)

Cris dijo...

interesante post JP, gracias por compartir aquí esas informaciones, me ha llamado la atención que España ya no es verde, lo dejaría como titular de cualquier panfleto que trate de inculcarnos más responsabilidad ecológica, mejor prueba visual para los incrédulos no la hay! España ya no es verde; lo de Asia también llama la atención. Saludos

aldesa dijo...

La verdad que da muchísima tristeza ver esas fotos, ya que no se puede entender que estemos destruyendo el planeta de la forma en que lo hacemos.

turbo compresor dijo...

Sería muy importante que tomemos en cuenta estos cambios climáticos!