domingo, 1 de junio de 2008

Rascacielos en Madrid

Siempre he sentido cierta fascinación por los rascacielos. Por motivos personales, los de Madrid me atraen especialmente.

Todavía Madrid no se ha recuperado del misterioso incendio del edificio Windsor. La zona de Azca tiene todavía una herida que entre seguros, licencias y la inversión económica que hay que abordar, tiene el hueco del antiguo Windsor.

Ese hueco representa un vacío que nos recuerda el edificio que otro día hubo y en el que algunos desempeñamos parte de nuestra vida profesional, e incluso también parte de nuestro ocio puesto que en sus primeras plantas se entrometía El Corte Inglés de la Castellana.

Hoy día la silueta de la ciudad está cambiando a pasos agigantados. Por un lado, ya desde el descenso de Somosierra pueden verse los nuevos cuatro rascacielos de la futura Cuatro Torres Business Area.

Y, en segundo lugar, es muy curioso el cambio que ha sufrido la entrada al Paseo de la Castellana, con esa curva que parece que nos va a llevar directos al hospital de la Paz, y que cuando hemos superado, ahora nos damos cuenta que desde nuestro coche apenas sólo somos capaces de ver un tercio de esas nuevas y grandiosas construcciones.

La vida posiblemente nos depare alguna reunión, algún contacto comercial y quién sabe si a muchos su futuro trabajo, dentro de esos enormes y representativos edificios.

10 comentarios:

fermin dijo...

Un poco urbanita, me esta pareciendo que si que eres, ¿no? Yo prefiero los espacios abiertos. La verdes colinas cántabras, por ejemplo. Cuestión de gustos.
Saludos, nuevamente.

Javier Menéndez Llamazares dijo...

Es cierto que esas torres se ven desde bastante lejos, y que han cambiado bastante la forma de ver la ciudad cuando llegas desde la Nacional VI; es como si hubieran desplazado el centro un poco hacia el norte. De todos modos, ¿no te parece que Madrid, más que ser demasiado grande, se estuviera quedando pequeño para tanta gente?
Saludos.

only dijo...

Coincido con Fermin en lo de los espacios abiertos y lo d elas colinas ´cantabras.

Creo que me moriría en dos días si tuviera que trabajar en uno de esos edificios..

Un saludo

Anónimo dijo...

Dos mundos bien distintos eh Madrid y Cantabria. Por cierto JP como cántabro en activo que eres, que me dices de este blog
www.soidercan.wordpress.com
es cañero verdad? como lo interpretas? la gente parece que está harta.

un saludo, como siempre un placer pasar por aquí.

pascualtwo

Oscar Sin Nick dijo...

¿En qué quedó lo del Windsor al final?
Por lo demás estoy de acuerdo con la apreciación que hace Javier sobre el tamaño de una ciudad que es muy impersonal en su expansión y en donde el corazón sigue siendo el mismo que hace siglos.

JP dijo...

Siempre digo que pasé de la Castellana a un pueblo de Cantabria sin pasar casi por Santander, refiriéndome a mi regreso. Me encanta el campo.

Creo que Madrid no está bien planificada urbanísticamente más que grande está mal diseñada, con la consecuente incomodidad y sensación de quedarse pequeña.

Respecto al tema de Windsor, creo que finalmente lo compró el Corte Inglés, que me corrija alguien si me equivoco.

P.D. Respecto al blog sugerido, me pasaré y echaré un vistazo

Cris dijo...

bueno yo no me considero urbanita pero en mi vida ese paseo de la Castellana, por motivos personales y profesionales me es conocido. Los edificios son imponentes y de noche algunos espectaculares, a mi me encantan y prefiero las pequeñas tierras pero si tuviera que vivir en Madrid me pediría justo ese paseo, un ático con arboles, que aún los hay :-) Saludetes!

Maika dijo...

Esas cuatro torres ya son míticas.
Muchos que vivan en Madrid o que por alguna razón visitemos con frecuencia la ciudad hemos visto las cuatro torres "crecer".
Y sí, yo también lo pienso. ¿Alguna vez las pisaré por trabajo o algún otro motivo?. Je ne sais pas.:)
El blog comentado por pascualtwo, he entrado y no he visto mucha polémica, por lo menos en cuestión de comentarios.¿¿??
¡¡Besucos!!

Una exiliada en Madrid dijo...

Bueno, yo no trabajo en esa zona, pero sí vivo. Las ciudades grandes es como todo o te gusta o no, o sabes aprovechar lo q puede ofrecer o mejor quédate en casa. La pregunta no es si me gusta el campo o la cuidad, es si soy capaz de aprovechar lo que cada una me ofrece.
De todas formas, creo que JP está echando un poco en falta Madrid, de la misma forma que los que estamos fuera echamos de menos Cantabría.

JP dijo...

Es cierto, siempre podremos decir que recordamos cuando construyeron las cuatro torres... por no hablar de lo que llevó, recalificaciones, la ciudad deportiva, incluso hicimos una fiesta de empresa unos meses antes de que la cerraran.

Y también coincido con @exiliada, dicen que hasta que no perdemos algo no lo valoramos del todo, por mucho que lo valoremos. Sí que añoro muchas cosas de Madrid, algo en lo profesional, también en el ritmo, ... pero trato de adaptarme de nuevo a Cantabria.

No tenía ático con árbolitos, era ático con una terraza, pero en un lugar fantástico cerca del corte inglés de la castellana y frente a windsor, antes de que ardiera (el windsor claro ;-)

Muchas gracias por vuestros comentarios.

P.D. Coincido con Maika, tampoco yo he visto mucha polémica por el momento en pascualtwo