sábado, 10 de mayo de 2008

Bailando con consultores

Tras más de una década como consultor, sigo pensando que somos en parte víctimas de la palabra "consultoría".

Para empezar, los recién titulados que se adentran en el mercado laboral, no tienen nada claro qué es eso de la consultoría. Mientras sí que tienen claro qué es una ingeniería, una fábrica o una pyme, cuando oyen o ven algo relacionado con la consultoría están muy perdidos.

Ni siquiera tras meses en una consultora su personal tiene claro qué es la consultoría. Les preguntan sus familiares y amigos en qué trabajan, y al empleado le cuesta Dios y ayuda explicar en qué consiste ser consultor.

Así, la consecuencia es bastante fácil de entender: es muy difícil encontrar clientes que estén acostumbrados a trabajar con consultores, primer paso para que un proyecto no salga bien.

Es curioso que en las fábricas formen a los empleados sobre los procesos productivos, que en las Administraciones Públicas enseñen sobre las procedimientos administrativos, y que nadie instruya sobre cómo trabajar con consultores. Hay que tener en cuenta que las empresas invierten (o gastan en el peor de los casos) un buen mordisco de los presupuestos de las áreas de negocio o tecnológicas, en trabajar con consultoras.

¿Conocéis muchas consultoras? ¿Y algún consultor? ¿Qué pensáis de esto de la consultoría?

8 comentarios:

Pedro Robledo (#3) dijo...

Hola Jp,

¿A qué tipo de consultoría te dedicas? Personalmente creo que el mundo de la consultoría es muy interesante porque te conviertes más que en otros sectores en un trabajador del conocimiento.

Un saludo!

fermin T dijo...

Bueno JP, este alfabeto ha tenido que acudir a la Wikipedia para averiguar que es una consultoria. Vista la definición de tan docta herramienta, uno ya se hace una idea de como se gana las "Algarrobas" un consultor, pellizcando un trozo del presupuesto por dar dos consejos de nada.
Bromas aparte, en realidad es como tu dices, poca gente tenemos claro el trabajo de consultor. Y si conozco al menos uno que se dedica al mundo informático. Por cierto gran espeleologo, que tiene en su haber muchas cuevas del valle del Ason, para mi envidia.

Campurriana dijo...

JP, mi idea sobre lo que es un consultor está bastante lejos de ser positiva...(eso te pasa por preguntar)...

Quizá es que los que he conocido dejan mucho que desear...y es que a veces se ve muy claramente que lo que se vende no es más que humo, obviedades...y eso sí, preciosos gráficos y presentaciones...más bien una cuidada apariencia, un bonito paquete con un gran lazo y un escaso y pobre contenido...
Y ya no sólo eso, es que tengo amigos consultores que casi me dan la razón...a veces hasta ellos mismos se sienten un tanto frustrados por estos motivos de los que ya hemos hablado más de una vez...

No sé, a lo mejor puedes hacerme cambiar de opinión.
:)

JP dijo...

La consultoría que más de cerca he vivido es la de las tecnologías de la información, aunque he tocado también temas de procesos e incluso de estrategia.

Como consultor se aprende mucho y rápido, considero que es una etapa buena, casi necesaria, profesionalmente.

Pero no voy a ser yo quien convenza a nadie de las bondades de las consultoras. Efectivamente hay de todo, la fama es mala porque es una palabra basta prostituida la de la consuloría, y a veces toca hacer a los consultores cosas que nadie quiere, no digo que no pueda, sino que no quiere hacer dentro de la propia empresa.

Así que la mala fama es parte ganada, y en otra parte, asumida por el rol que le toca jugar al consultor...

Y si encima el proyecto es de papel, que se ve casi menos que el software, peor que peor...

Campurriana dijo...

Entiendo lo que quieres decir, JP...es difícil también ese papel encomendado de hacer algo que realmente debería hacer la propia empresa, y ahora me estoy refiriendo a trabajos concretos, a proyectos concretos...al fin y al cabo, es la propia compañía la que conoce los procesos desde su nacimiento, desde la convivencia con éstos...y no los conoce por lo que le cuentan y parte que se imagina...

Desde luego, todo depende de los recursos que se tengan, pero en ciertos casos yo creo que el recurrir a consultoras no favorece por esa falta de conocimiento directo muchas veces debido también a la falta de comunicación con el propio cliente, la propia empresa interesada...

Supongo que algo con lo que debéis torear no en pocas ocasiones...

complejidad dijo...

En mi opinión la palabra consultoría - dentro del campo TIC- está muy devaluada porque hay mucha gente metida que no tiene ni estudios ni conocimiento. Esto hace que los proyectos nunca cumplan las previsiones (económicas y de resultados).

A mi me gustaría que un consultor fuera una persona que resuelve problemas a otras personas.Sin embargo, muchas veces un consultor es una persona que vende Seat Pandas a precio de Mercedes.
No se como funcionará la consultoría de procesos, estratégica etc...

dondado dijo...

Fíjate si será difícil definir la consultoría que en un post sobre ello no la has definido.
Mi experiencia con consultores (de tecnología) ha sido francamente mala, se supone que deberían aportar conocimiento y en un 50% era gente recién incorporada no a esa empresa, sino al mercado laboral, del otro 50% había un jefe de proyecto que sí sabía pero que había asumido más tareas administrativas que técnicas por lo que no "trabajaba" (entiéndase lo que quiero decir) y otros pocos más que tal vez estaban al nivel de conocimientos de los que teníamos que aprender. Esto me ha pasado en los tres proyectos largos en los que he estado trabajando con consultorías.
Y ese nivel de conocimientos es totalmente inchoerente con lo que cobraban, jornadas de 700 euros más dietas e incluso jornadas de 500€ más dietas de gente que luego ellos mismos te confesaban que acababan de empezar y que estaban allí para aprender. Los casos en los que he estado son con consultoras muy grandes donde las comisiones se disparan, no quieron decir que ese becario cobrase él 500€ por cada jornada ni muchísimo menos.

JP dijo...

Sin ánimo de ser académico, sino más bien práctico, entiendo que la consultoría es una práctica en la cual se pone a disposición de los clientes asesoramiento, colaboración, conocimiento, a veces también mano de obra... y no sigo porque al final acaba siendo tan amplio como un saco en el que hoy día todo cabe.

El tema del precio se dispara con el tema de las dietas; vivimos en unos tiempos en los que no es de recibo que a la tarifa de consultor se le sumen 600 pavos de avión.

El mercado adolece de una cadena de subcontrataciones y precios muy bajos en general. Al final es cierto como comentáis que muchas veces viene un pipiolo (con todos los respetos que todos hemos pasado por ahí), donde tendría que haber un senior.

El consultor debe tener madurez profesional, aportar visiones diferentes y convertirse en un hábil colaborador del cliente, incluso a veces hace las tareas que el cliente no quiere hacer, muchas veces por cuestiones internas. En mi opinión no tiene que saber del negocio del cliente más que el cliente...

Eso sí, si el consultor es tecnológico, debe aportar conocimiento a trisca, y si eso falla mal vamos...

Es fundamental tener claro qué quieres de un consultor y que no te impongan desde arriba un proyecto, una consultora o unos profesionales que no sabemos muy bien si los necesitamos para lo que nos dicen, o para lo que nos hacen falta...