martes, 6 de mayo de 2008

El 18% de las empresas de Cantabria recortan su plantilla en el primer trimestre de 2008

Llevamos meses con la amenaza de una caída en la actividad industrial, que parece se va concretando.

El pasado lunes en el programa 59" invitaron a los líderes de los dos principales sindicatos, otro indicio que acerca quizá lo patente de la situación de desaceleración económica.

La Cámara de Comercio de Cantabria acaba de hacer públicas importantes cifras sobre la actividad industrial en Cantabria en el primer trimestre de 2008, a partir de su Encuesta de Coyuntura Industrial.

Se ha producido un descenso del 35% al 26% en el número de empresas que han tenido una cifra de negocio superior al periodo anterior. El 44% de las empresas mantuvieron su cifra de negocio, mientras que el 30% han empeorado su cifra de negocio.

También a tener en cuenta es la cifra de inversión, que sólo ha aumentado en el 7% de las empresas, manteniéndose constante en el 76% y cayendo en el 17% de las compañías.

En lo que más afecta a la mayoría de la población, el tamaño de las plantillas de las empresas cántabras, muestra que sólo el 12% de la industria cántabra aumentó en número de empleados (17% en el trimestre anterior), el 69% mantuvo su plantilla invariable (74% en el trimestre anterior) y el 18% ha recortado su plantilla (10% trimestre anterior).

Además, parece que estos efectos de desaceleración económica son tanto más acusados cuento menor es el tamaño de la empresa.

---
Enlaces relacionados:
Descenso de la cifra de negocio, plantillas e inversiones en la industria cántabra en el primer trimestre de 2008. Cámara de Comercio de Cantabria.

9 comentarios:

La realidad con cuatro ojos dijo...

Ya que hablas de sindicatos. ¿Para qué sirven? Yo creo que para nada. Habrá escepciones claro, pero por lo que yo conozco los miembros de los mismos a lo único que se dedican es a pillar horas sindicales y no ir a currar todos los días. Cuando tienes un problema te dicen: "ya te lo miraré" y cuando te lo miran te dicen "es que lo tienes difícil". Claro, cómo van a dar ellos la cara por tí. No vaya a ser que les quiten sus privilegios.

Así que lo siento por los recortados porque seguro que el comité de empresa no ha hecho nada por remediar la situación.

JP dijo...

Pues ayer dieron una imagen de no servir para mucho, y lo más curioso es que cada vez hay más compañeros que cren que no cumplen su función, hasta el punto de revocarse comités de empresa.

Creo que es una figura que ha de actualizarse...

Luis López-Cortés dijo...

Por mal camino vamos. Un saludo campeón.

Fito dijo...

Pues yo he acudido varias vece a mi sindicato (porque estoy sindicado, algo que entiendo tan importante como estar dado de alta en la SS) y siempre me han ayudado. Cuando he necesitado información o aclarar alguna duda siempre me han atendido perfectamente y en las ocasiones realmente importantes no podrían haber sido más útiles.

El problema es, creo yo, que los trabajadores no nos preocupamos en absoluto por el tema y cuando nos hace falta, a veces ni sabemos cuales son nuestros derechos. Llegar a una empresa y que no te sepan decir quién es, si lo hay, el representante de los trabajadores es desolador. Luego preguntas y casi nadie está sindicado ni sabe muy bien qué es eso. Dices que tu lo estás y te miran raro, como si fueras a quemar la oficina o algo así.

A partir de ahí, todo lo demás es predecible.

Marla dijo...

Para mí los sindicatos son igual que los partidos políticos...Ambos intentar mejorar los derechos y libertades de los ciudadanos pero al final lo que les importa es el poder, bien del Estado bien de las empresas...
Yo he tenido 2 malas experiencias con los sindicatos; he visto como traicionaban a trabajadores afiliados en beneficio del empresario...si en ese momento me hubieran pinchado os aseguro que no hubiera caído ni gota de sangre...Decepción, eso es lo que me han provocado...Aunq igual es casualidad..
A pesar de todo creo q son un elemento esencial en las negociaciones laborales...aunque una cosa es la teoría y otra muy distinta es el mundo real
Un saludo!

la realidad con cuatro ojos dijo...

Marla ha hablado de negociaciones sindicales. Pues bien hace poco se firmó el nuevo convenio colectivo en la empresa donde yo trabajo y claro a favor del empresario como siempre. Ninguna de las peticiones de mayor importancia fueron aceptadas. ¿Qué opinais de que en mi lugar de trabajo una parte de plantilla tenga 30 minutos de descanso (15 de convenio y 15 de regalo) y otros, como yo, y el 100% de los jóvenes tengamos los 15 minutos del convenio? ¿No hay discrimianción? Para eso está el comité de empresa para no tocar los derechos a los veteranos y crear clases entre los trabajadores.

JP dijo...

Los sindicatos no entienden de empresa moderna, cumplen una función, pero no han sabido actualizarse. Su máxima es la en ocasiones la antigüedad, y eso choca frontalmente con la equidad. Privilegios para lo más veteranos o dificultar premir el mérito de los mejores inhiben dar lo mejor de cada uno y la competitividad de la empresa.

Sobre si ayudan siempre o hacen jugarretas a los empleados, entiendo que hay de todo, conozco casos en ambas direcciones...

¿A qué punto ha de llegar la inflación, la crisis económica o el paro para que se movilicen?

Fito dijo...

¿Cuánta gente salió a la calle el Primero de Mayo? Cuatro gatos. Con esa respuesta de los trabajadores poco se puede hacer. Se dice que a los sindicatos les falta poder de movilización y puede que sea cierto, pero los más interesados tampoco hacen mucho al respecto.

Salvo funcionarios (porque es fácil cuando juegas sobre seguro), agricultores y ganaderos ¿quién se moviliza hoy día? Como ha estado el tema de la informática hasta hace no tanto, cobrando miserias y haciendo 14 horas diarias (el que se prestó a ello) y nadie movió un dedo.

JP dijo...

Creo que en general, no sólo a nivel de reivindicaciones sindicales, la sociedad es bastante inmovilista, al final es la suma de cada uno de nosotros, y la ecuación da un resultado muy pobre en cuanto a la lucha.

A nivel informático creo que la situación es bastante precaria. Es una cuestión de mercado, de que hubo exceso de mano de obra hace años, pero la situación va a mejor, aunque lentamente.

Siempre se ha dicho que los españoles somos de quejarnos con la mujer, en el bar, ... pero nunca donde puede surtir efecto (consumidores, manifestaciones, etc.)

¿Qué opináis?