sábado, 12 de abril de 2008

Las Íes del nuevo gobierno

Como habréis visto en muchos blogs y no menos medios de comunicación, ya tenemos nuevos ministros, así que no voy a dedicar esta entrada a detallar ministerios, ministros, currícula y demás antecedentes de fondo de hemeroteca.

Tampoco soy muy dado a escribir sobre política, últimamente me parece que está a demasiados miles de metros de altura, con muchas cortinas de humo que provocan que no se hable de lo que nos afecta. Nos hablan de partidos de interés general, alianzas de civilizaciones y ahora una fábrica de ideas, esta última como apuesta estratégica me parece bien, hay que anticiparse, pero no sé que pensarán los obreros ni cuáles serán sus ideas de fábrica sobre el asunto.

Así que voy a tratar de aterrizar qué me despierta el nuevo gobierno y los nuevos ministerios.

Hay tres Íes que para mí son claves en el nuevo escenario.

Por un lado una I veterana, como es la de industria, creo que ante estos periodos de cambio económico será clave para mantener nuestro tejido productivo y para mantener el bienestar y el empleo.

En segundo lugar la I de innovación, nueva cartera que realmente es "Ciencia e Innovación". Parece que ya nos hemos olvidado que hay que invertir en ciencia y educación para luego poder recoger innovación a través de personas bien formadas. Creo positivo poner el foco en la innovación y espero esperanzado los frutos que pueda dar. Sobre todo veo importante orientar estratégicamente la innovación y que no sea un cajón desastre donde todo valga, como os comentaba en un post anterior hace unos días titulado Innovación.

Y finalmente tenemos a la I de igualdad. Creo que tenemos una ley muy adelantada a nuestro tiempo, pero con serias dificultades para implantar en la sociedad y en la empresa de hoy. Aquí tengo cierto escepticismo, creo que no hay dinero, ni medios, ni recursos tanto para implantarla como para controlarla. Confío en que empresas modernas que trabajan en un clima de flexibilidad y confianza con el trabajador, puedan empujar estas medidas, pero en la empresa tradicional veo difícil compatibilizarla con la viabilidad económica de la compañía.

Hay otras Íes que repiten protagonismo como interior e inmigración, que la han unido con trabajo, pero creo que en esos temas seguiremos hablando demasiado de intangibles y veo que la cosa está muy difícil como para tener resultados.

Pero en resumen, donde tengo mayores expectativas es en la I de innovación, que de esta forma se hace mayor y ya empezará a dejar de ser la i minúscula de I+D+i.