lunes, 7 de abril de 2008

Pesadilla un lunes de madrugada

Hoy he comenzado el lunes con una pesadilla, que no recuerdo apenas, pero que me ha hecho levantarme con mal cuerpo y con el presentimiento de que cuanto antes pasara el lunes mejor.

Y ahora que ya casi ha pasado, por mal día que haya sido, pienso que ya ha pasado, que si todo no ha ido bien puedo entenderlo como daños colaterales, aunque su efecto durará unas semanas.

Y es que hay que esforzarse, ser positivo, y mirar hacia adelante, que no cuesta tanto. La luz se a atenuando y llega el momento de recogerse, de abrigarse en abril y en pensar que el verano ya llegará, que no hay prisa, que hay que vivir cada momento.

Aprovecho para agradecer a las personas que os estáis pasando y suscribiendo al blog, desde que decidí relanzarlo es un aliciente tener vuestras visitas, vuestros comentarios y quien sabe si el comienzo de futuras amistades, si el medio lo permite y si aún estamos a tiempo. Gracias a todos.

2 comentarios:

Maika dijo...

Yo también intento mantener la actitud positiva, pensar que detrás de los nubarrones siempre se encuentra un arco iris.
Aunque hay días que cuesta...
Gracias a ti porque no sólo te das a conocer a ti y a tu blog, sino que haces que nos vayamos conociendo otras personas por otros blogs.;)
¡¡Besucos!!

JP dijo...

Es cierto, hay que ser positivos y me gusta tu simil meteorológico. ¿Sabías que cuando la luz es potente se puede ver un arco iris secundario con los colores invertidos? Creo que es un buen ejemplo para darse cuenta que a [casi] todo le podemos dar la vuelta.

Y sobre la conexión cántabra, no había caido, pero es bonito que nos vayamos conociendo, que no somos muchos, pero poco a poco,nos vamos conociendo.

¡¡Abrazos!!