martes, 8 de abril de 2008

Innovación

Vivimos en una época en la que se habla mucho de I+D+i, esto es, Investigación, Desarrollo e innovación (la i pequeña por llegar tarde, aunque quizá la minúscula debería ser la primera).
 
Como todo en lo que la política entra tan de lleno, mucho me temo que empiezan a ser palabras bastante mal utilizadas, hasta el punto de que quizá sean ya vocablos prostituidos. Tengo la impresión que con tanto acuerdo derivado del compromiso de Lisboa (alcanzar un 3% del PIB en I+D+i), se empiezan a disfrazar muchas actividades con el traje de I+D+i, cuando es casi imposible innovar tanto.
 
Me cuestiono si hay tanto talento como para innovar ese 3%, y tengo mis dudas, ya que si no lo había en tiempos en los que el nivel educativo y universitario era muy superior al actual, no sólo en calidad, sino también en cantidad por cuestiones demográficas, mucho me temo que no sería posible alcanzar dicha cota a corto plazo.
 
La solución, mejor dicho, la realidad, es hacer de la I+D+i un saco donde entra de todo, además de la I+D+i, desarrollo de segunda fila, producción y hasta actividades cercanas a la comercialización de productos. Estos sucedános distan mucho de un  enfoque estratégico, serio y analizado de lo que precede a la investigación en fases tempranas, su desarrollo y su transmisión a la sociedad como valor añadido, como cambios innovadores que se traducen en beneficios industriales, institucionales y de los ciudadanos.
 
Y la cuestión no es sólo llegar al 3% del compromiso de Lisboa, sino todo el dinero en subvenciones que hay por el camino, un camino tan amplio por que el casi todo cabe.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Hombre, lo de I+D+i va a ser una engañifa más a la que nos tienen acostumbrados los gobiernos del turno. Vía meter subvenciones en I+D+i se hace cualquier cosa. Conozco claros ejemplos de empresas que con la connivencia de su proveedor, han disfrazado la compra de HW como proyectos de I+D+i, y otras, que con total descaro, han recibido la subvención por poner un Servidor de Correo sobre linux ¿¿¿????Sin palabras.

Senior Manager: dijo...

El problema es que la I+D+i es y ha sido siempre más teórica que práctica y más retórica que funcional, así que tenemos una sociedad que ha dejado de innovar y se ha conformado con tomar lo existente para añadirle cosas o mejorarlas y luego venderlo como su fuera una innovación, cuando no lo es. Lo peor de todo es que la misma sociedad se traga esas "pseudoinnovaciones" como si fuesen realmente nuevas.

J P dijo...

Gracias por vuestros comentarios.

Anónimo: Creo que hay muchas inercias, y mucha gente acaba haciendo lo mismo, lo único que sabe hacer, mientras se va a subiendo a los carros que tocan para acceder a subvenciomes. Creo que la dinamización debe ir más allá del ejercicio de rellenar la solicitud, y que sirva para promover una orientación de la empresa y sus proyectos hacia la innovación. Y aunque el post parece un poco negativo, me consta que hay empresas que van por esta última vía.

Senior Manager: Estoy muy de acuerdo contigo. Y ese malentendido o pseudo innovación no le hace ningún bien no explicar ni aplicar bien la "D" de desarrollo.