domingo, 13 de abril de 2008

La lista de Schindler en el Cine Capitol

No sé muy bien por qué, pero oyendo el tema central que el compositor estadounidense John Williams compuso para la banda sonora de La lista de Schindler, film de 1993, estrenado en España en 1994, ha venido a mi cabeza el recuerdo de una tarde de finales de la primavera de aquel año, en el cine Capitol de Santander, cuando, en una de esas vidas anteriores que todos tenemos, acudía a ver la película en compañía de antiguos protagonistas de la película de mi vida.

Ocho años más tarde, en 2002, se conoció que cerraba el Cine Capitol, dejándonos más huérfanos de salas de cine en el centro de Santander, y echando el telón a muchas vivencias, muchos recuerdos e ilusionantes sesiones en mi adolescencia.

John Williams consiguió el Globo de Oro y el Oscar a la mejor banda sonora en 1993, y su tema aún retumba en nuestra memoria y nos estremece al asociarla con la película de Steven Spielberg.

Una banda sonora, una película, un recuerdo, en definitiva, que he querido compartir en Historias de JP.

12 comentarios:

Luis López-Cortés dijo...

Triste el cierre de cines. En el Capitol pude ver grandes películas. Otros tiempos, muchos recuerdos.
Saludos. Estamos en contacto.

only dijo...

HOla JP, y gracias por tu comentario en mi blog.
El tema de La lista de Schindler...es un temazo! Uno de los más bellos de la música para cine...

Un saludo

J P dijo...

Luis: Gracias por tu comentario. La verdad es que hay muchos recuerdos en aquellas salas, y muy buenas películas. Ahora nos quedan en el centro algunas pequeñas salas, filmotecas y demás. Por cierto he oido el rumor de que cierran los cines del Pryca (Carrefour Peñacastillo). ¿Será cierto? ¿Iniciará una vuelta a las salas de cine en el centro?

J P dijo...

Only: Gracias por tu comentario también a ti. He encontrado tu blog hace unos días y me he suscrito porque me gusta lo que escribres y cómo escribes.

Respecto al tema de la lista de Schindler es precioso... y bueno para tocar fondo en un día lluvioso como hoy en Cantabria, para remontar luego y encarar la semana con ganas.

Hasta pronto.

chamaruco dijo...

Por desgracia no es algo exclusivo de Santander, ocurre en cierta medida en la mayoría del territorio peninsular. La "americanización" de nuestros hábtidos de vida hace que el cine sea ahora un producto de consumo de fin de semana en las grandes superficies, que tienen como gran atractivo la parte de ocio y restauración.

Muchos santanderinos hemos disfrutado de tardes de cine entrañables en el Capitol (y en otros cines del casco urbano), yo vivía muy cerca y podía ir desde mi casa andando, lo mismo que iba al Cine Santander, que me quedaba aún más cerca, y que fue el primero de los que conocí funcionando que echó el cierre. Pero ¿cómo va a sobrevivir nada en los días que corren si no tiene aparcamiento?, lo raro es que no haya "autocines" por aquí para que la gente no tenga ni que salir del coche.

Eso sí, nada tengo que decir de la banda sonora, pero la película que mencionas ha sido una de las que más me ha decepcionado en mi vida. Entiendo que los libros tengan que adaptarse cuando se hace una película, pero no entiendo que se cambie la importancia de los personajes a conveniencia del director, pasándose por el forro algo que, supuestamente, está basado en hechos históricos.

Gema dijo...

Yo entendí que eran los cines de Valle Real (Eroski). Debe ser que el corteinglés se lo lleva todo. Todavía no me he recuperado del asiento VIP (un euro más que el resto de entradas).
Deberíamos montar una plataforma ecologista: No queremos ir al cine en coche ;-)
Saludos.

J P dijo...

Chamaruco: Gracias por tu comentario. No leí el libro, ni la historia es mi fuerte, así que sobre estos temas valoro tu opinión y me has despertado curiosidad por leer el libro.

Mi primera película en el cine fue ET en el Cine Santander, fui con mi madre y mi hermano y nos llevó desde la zona de la calle Castilla mi profesor de kárate en un bmw muy antiguo. Aún lo recuerdo.

Y hoy día estoy de acuerdo, es todo menos cine. 3 euros y pico por un refresco, ¿de qué van? Yo en el corte ingléis muchas veces me pillo una lata en el parking por la tercera parte del precio.

J P dijo...

Gema: Me haces dudar, ahora creo que mi sobrina me comentó que eran los de Eroski los que cerraban. Veamos si esto cambia el mapa de salas de cine, aunque tengo pocas esperanzas.

[]_MoU_[] dijo...

juas, y todavía os quejais. Imaginaros como estamos los Torrelaveguenses, que llevamos como 10 anyos sin poder ir al cine salvo llendo a Santander... Tercermundista.

Y si, efectivamente todos los cines desaparecen del centro de las ciudades... En Oviedo, pasó lo mismo el año pasado, una lástima, pero la verdad, es que sse veía venir. Son salas de cine de hace 20 años, sin ninguna mejora, y con precios altos... La competencia se los come.

un saludo

JP dijo...

Pues lo que comentas de Torrelavega es bastante duro, porque esa ciudad tiene su entidad y no es de recibo hacerse 50km para ir al cine...

Anónimo dijo...

Alguien sabe en que año cerro el cine Santander (en cuatro caminos)?

JP dijo...

Según un post relacionado de sotocine (Los cines de Santander) el Cine Santander cerró en 1992.

Saludos,
JP

Historias de JP