miércoles, 16 de abril de 2008

Tres peticiones para nuestras reuniones de trabajo

De todos los países a nivel Europeo en los que he estado, España se lleva la palma en informalidad en reuniones.

El deporte laboral por experiencia es no ser puntual en las reuniones. Siempre esperamos a que venga alguien, como si fuéramos niños pequeños, a avisarnos de que nos están esperando, y esto está tan metido en la cultura laboral española, que se realimenta tan negativamente, que al final se inhibe el que quiere ser puntual. Si bajas el primero, ya sabes que serás el que más tiempo pierdes. Primera petición: Puntualidad, el tiempo de varios compañeros a los que hacemos esperar suma más importancia que la del nuestro propio.

Otra práctica habitual es no preparar bien la agenda de la reunión. Estamos muchas veces en reuniones sin un enfoque claro, sin enviar la agenda de temas a tratar y esto hace que acaben derivando hacia cualquier lugar, y seguramente al menos indicado. Lo más probable es que acabe saliendo un tema recurrente, una fricción o las dos cosas, que implicarán nuevas reuniones sin agenda para solucionarlo. Segunda petición: Si me convocas a un reunión, no dejes a mi imaginación qué se va a tratar, no sobrevalores mi inteligencia y piensa que con 8 palabras en el asunto puedo equivocarme.

Y qué decir de los presentes que a efectos prácticos están ausentes con su portátil, su pda, sus llamadas, y otras distracciones. De repente alguna frase les enciende la bombilla y se meten en la reunión sin tener ni idea sobre qué se ha comentado. Nueva vuelta y nos trasladamos 20 minutos atrás, y eso con cada distraido. Tercera petición: Pon en silencio tu móvil, cierra tu portátil/pda y atiende (casi como en el cole), así todos seremos más eficientes y la reunión será más breve.

En resumen, nos reunimos para trabajar o ¿trabajamos para reunirnos?

5 comentarios:

Maika dijo...

Leyendo esto, casi me alegro de seguir estando en paro y no encontrar trabajo.:S
¿No necesitaréis un auxiliar administrativo en vuestra empresa?. Soy puntual y muy atenta.:P
Una idea: organiza una reunión para explicar como "organizar bien una reunión", valga la redundancia.;)
¿Cómo van los pinitos literarios?.
¡¡Besucos!!

J P dijo...

Maika: Gracias por tu comentario, me preguntaba dónde andabas metida, que ya hace tiempo que no te veía por aquí.

El trabajo es trabajo, es así, y lo importante quizá es ir dando pequeños avances para ir mejorando... y la idea de la reunión sobre cómo hacer reuniones bien, me la apunto, es una buena idea, hay muchos cursos técnicos sobre eso, pero no he visto ninguno de andar por casa, y lo necesario es poner ejemplos útiles y cercanos.

¿Te gustó el post sobre mi paseo del fin de semana? Hasta ahí mis pinitos literarios.

Por último (y es que me das carrete...), de vez en cuando surgen plazas de admisnistrativo, si en serio estás interesada, ya pensaremos algo, uff, anonimato, empresa, blogs, ...

Javier dijo...

Yo siempre he pensado que las reuniones deberían ser de pie. Así todos estarían más atentos y los portátiles no podrían ser utilizados.

complejidad dijo...

Maldito OpenId, el anterior era un servidor.

J P dijo...

Sí, el OpenID a veces no va muy fino, para cuando acabarán los miles de registros que hay en internet.

Respecto a las reuniones, no es mala idea lo de estar de pie, si da buen juego cambiar las cenas de empresa por cocktails de pie, ¿por qué no las reuniones? Aunque por otra parte, está el riesgo de pensar que es un canal informal por estar de pie, y entonces sea como decir la estrategia de la compañía o el seguimiento del proyecto en la cafetería de la esquina.

Javier, gracias por tu comentario, te sigo leyendo.